jueves, 3 de agosto de 2017

Festival de Luhgnasad en Nasavrky, Republica Cheka

Impresionantes las fotos que me han llegado del festival pagano pan céltico de Luhgnasad, celebrado en Nasavrky (República Cheka). Como todos ya sabréis Luhgnasad es la festividad sagrada del dios solar Lugh / Lugus / lugoves, según la zona es conocido con un nombre o con otro, si bien en realidad es el mismo arquetipo de dios con algunas características propias indígenas propias de cada territorio.
En torno y con la excusa del festival en honor a la festividad sagrada, se realizaron múltiples actividades. Algunas de ellas culturales dando a conocer la herencia de los celtas en Europa. Otras musicales y de entretenimiento. Combates de gladiadores, desfile de romanos y desfile de soldados y guerreros celtas de la época de Hallsttat principalmente, y un largo etc.
No deja de ser curioso que este festival el cual espero y deseo siga adelante como punto referente, (¿porque no?) de la cultura celta de toda Europa se realice en un país del Este. Estos países desde hace tiempo se están alzando como bastiones de la defensa de la cultura occidental y de la historia sin tapujos de todos los pueblos que dieron raíces a las culturas, leyendas y etnias que hoy componen este viejo continente. Es igualmente sabido que el paganismo como religión espiritual de vinculación del hombre occidental del siglo XXI con su mas remoto pasado tradicional, sube cada año con mas adeptos en todo ese gran vasto Este europeo. El festival de Lughnasad es una muestra de ello siendo tan solo un referente de los miles de festivales en honor a viejas deidades paganas eslavas que se realizan en todas esas tierras.




Al espectacular lugar escogido para la celebración, un prado rodeado de bosque con una elevación del terreno donde se ha construido una muralla de piedra simulando los oppida de los galos con una puerta central coronada por una torre. Se le suma la cantidad de gente que acudió como recreadores históricos, dando un aire espectacular al entorno para los visitantes que se acercaron a curiosear el evento en busca de respuestas, conocimiento, o simplemente para pasar la tarde.
La elección de lugares naturales para recrear históricamente es una política que sigo a nivel personal desde hace tiempo. Muchas veces he podido parecer obsesivo frente a la gente con la que he colaborado y trabajado, para quienes el entorno no tenía la misma importancia que tenía para mi. Pero siempre he pensado que recrear históricamente no es solo el atrezo de los recreadores históricos que llegan con sus diferentes grupos, sino también intentar que el entorno escogido para la actividad sea lo mas adecuado posible en emular como pudo ser aquella época que se recrea. Digamos que si establecemos un simil con el cine, en el que los recreadores históricos seríamos los actores encargados de dar vida a una escena cotidiana de hace cientos de años. El decorado sería el paisaje perfecto para que esa escena tuviera la fuerza y realidad visual necesaria para adentrar a los espectadores en el ambiente deseado. Desde ese punto de vista el festival céltico de Luhgnasad se cumple a la perfección, y de ahí precisamente su impacto visual.






A titulo personal una de las cosas que me hace mas ilusión es precisamente la recreación de rituales basados en lo poco que se conoce de aquellos tiempos en la segunda edad del hierro, donde se nombran y mencionan las deidades de esa Europa primitiva antes de la llegada de romanos y vikingos. Es precisamente uno de los pocos aspectos en los que la recreación histórica ha fallado, dar vida al mundo ritual y espiritual de las antiguas culturas que nos dieron vida como pueblo.
Soy consciente de que es muy complicado si no imposible recrear de forma fiel determinados rituales. Hablamos de una época muy oscura de la que nos ha llegado muy poco material. Pero si pienso que hay suficiente como para poder desarrollar algo a modo de orientación en la materia a los espectadores. Siempre explicando que lo que se recrea es mas un: pudo ser así, que un: fue así. 
Nuevamente y desde este punto de vista muy acertado la realización del ritual en honor a Lugh que se realizó en el evento. Donde al perecer por las fotos y teniendo al fuego como eje central de la escenificación, diferentes guerreros arrojaron sacrificios personales al dios.
De todas las fotos que he visto me ha llamado especialmente la atención una de ellas (ver abajo de este texto). Me refiero a un mural dibujado en tela donde se expone todo el área cultural de los pueblos de origen celta. En ese área como no podía ser de otro modo se incluye España, la península ibérica para ser mas exacto. Nuevamente me entristece ver como en el extranjero tienen mas admiración y respeto por nuestra propia cultura que nosotros mismos. No solo por incluir una gran parte de la península como territorio de los celtas, no podría ser de otra forma. Sino por el propio respeto con el que en buena parte de Europa se acercan hacia su propia cultura. Un respeto que muestran a la hora de intentar representar de la forma mas fiel posible las ropas y modo de vida de sus antepasados, excluyendo freaks, Conan el bárbaro y otros elementos tan habituales en nuestra recreación histórica.





No puedo mas que desear todas las suertes a esta iniciativa, esperando que se consolide y se transforme en una cita anual para todos los amantes de la cultura celta europea, y por supuesto del paganismo y las raíces de buena parte de las tradiciones y leyendas que aun sobreviven en Europa. 
Para mas información os recomiendo visitar la web de la organización que se encarga de la festividad o el evento. Lughnasad festival celtico de la cual además he incluido un link permanente en el blog. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario