viernes, 11 de agosto de 2017

Las culturas del hierro "godas" y sus fases migratorias desde Escandinavia hasta Ucrania / Rumania

Así fue la expansión de los godos desde sus orígenes en el sur de Suecia, hasta su llegada a Hispania. En el mapa mostrado abajo del articulo, se ven claramente las diferentes etapas culturales que desarrollaron como "godos" tras dejan escandinavia y asentarse en el continente: la cultura de Wielbark y la cultura de Chernajov.

La cultura de Wielbark se ha atribuido tradicionalmente al mundo godo en su etapa de la edad del hierro donde establecieron sus asentamientos en la zona de Polonia, Pomerania etc. Si bien es cierto que actualmente no se quiere caer en el error de atribuir un periodo cultural a una raza concreta, o pueblo étnico concreto, lo cierto es que muy posiblemente y sin negar el aporte puntual de otras poblaciones, este periodo estuvo compuesto por diferentes poblaciones entre las que se encontraban los godos como núcleo mas importante y cabeza al frente o visible. 
La gente de la cultura de Wielbark utilizó tanto las técnicas de inhumación y cremación para enterrar a sus muertos. Si uno o el otro se utilizó varía de un sitio a otro y se cree que ha dependido de las tradiciones familiares.
Una característica de esta cultura, que tenía en común con el sur de Escandinavia, fue la elevación de montículos cubiertos de piedra, círculos de piedra, estelas solitarias y variaciones de revestimiento de adoquines.

No se encuentran armas ni herramientas en las tumbas de cultura de Wielbark, a diferencia de la cultura de Przeworsk, por la que era típico dar a los muertos esos regalos. En su lugar, los artefactos encontrados son en su mayoría adornos y trajes, aunque algunas tumbas han mostrado espuelas, estos son los únicos atributos de guerrero encontrados.
Los cementerios pueden dar alguna indicación en cuanto a qué asentamientos podrían haber sido establecidos directamente por los godos. Cementerios de túmulos en el mar Báltico en la actual Polonia, surgieron círculos de piedras, y estelas solitarias junto a ellos, reflejan las costumbres de entierro escandinavas con una concentración en Gotland y Götaland. Apareciendo en el I siglo posterior, este tipo se encuentra entre el Vístula y los cordones de Kashubia y Krajenski alcanzando la región de Koszalin.

Como en otros muchos casos en el mundo arqueológico, el termino con el que se nombra o designa una etapa cultural esta vinculado a la aldea, montaña o región donde se localiza por primera vez. En esta ocasión no es menos y la cultura de Wielbark debe su nombre a la aldea donde se encontraron mas de 3.000 tumbas atribuidas al mundo de los godos y gepitos. Aún así es posible que estos dos pueblos vinculados en sangre compartieran terreno incluso concepto cultural con otras poblaciones también germano - nórdicas como los rugios procedentes de Noruega.

Tumba circular de piedras en el norte de Polonia (Kashubia) atribuida tradicionalmente a un enterramiento de los primeros años del pueblo godo (siglo I después de Cristo)

La cultura de Cherjahov aparece en el siglo III después de cristo como continuación de la cultura de Wielbark. Nuevamente recibe su nombre por la población donde se sitúa su núcleo cultural mas importante, en este caso en las cercanías de Kiev, la actual Ucrania. 

En realidad el proceso cultural del hierro de Cherjahov no es ni mas ni menos que una evolución propia del viaje de los godos y sus asentamientos en diferentes zonas donde absorben diferentes conceptos culturales. Por tanto Cherjahov es un "segundo nivel" posterior a Wielbark. Los pueblos bárbaros asentados en ese área de las actuales naciones de: Ucrania, con extensiones al área de Transilvania rumana y la Moldavia rusa, crearon una confederación de pueblos liderados por los godos con la pretensión de enfrentarse a Roma. Esta confederación de bárbaros estaba liderada por Hermanarico como protectorado de sus gentes desde el Báltico hasta el Volga y el Don.

Junto a la cultura de Cherjahov nace otra muy simbólica e importante en el mundo gótico, Sintana de Mures (Rumanía). Se ha debatido mucho acerca de la diferencia o no de los dos procesos culturales. A día de hoy se aboga que fueron complementarios y contemporáneos. Es decir, tanto uno como el otro fueron evoluciones culturales propias en zonas diferentes vinculadas al mundo godo procedente de la cultura de Wielbark, pero con aportes de otras poblaciones. Así pues si Cherjahov es mas "típicamente germánica" por definirlo de alguna forma coloquial, Sintana de Mures no. En él último caso se entre mezclan componentes puramente germano - nórdicos del mundo Wielbark y Przeworsk que incorporan elementos iranio escitas, tracios, proto eslavos.

El final de esta etapa cultural liderada por los godos, pero que como hemos comprobado no solo afecto a los godos, llegó con la entrada en el mundo de los hunos a finales del siglo IV. En el 375 son derrotados los ostrogodos y los visigodos que quedan se dividen en dos facciones. La mayoría de ellos pasan al mando de Fritigerto como federados del imperio romano, mientras que un pequeño y reducido grupo al mando de Atanarico permanecen fieles a sus tradiciones y mundo en los Carpatos.
En ese momento los elementos propios y focalizados como parte de la cultura de Cherjahov y Sintana de Mures se deslocalizan, apareciendo distribuidos por un área mucho mas extensa. Posiblemente por la migración de los godos y la focalización de pequeños mundos con origen en la vieja zona coloreada como naranja del mapa mostrado abajo.

Alvar Ordoño 2017 - Recreador e investigador histórico de los grupos; BAIRA, REGNUM CASTELLAE, HISPANIA DE LOS VIKINGOS e HISPANIA GERMANORUM -

No hay comentarios:

Publicar un comentario